lunes, 4 de febrero de 2013

Arcilla Verde

La arcilla verde, generalmente, se extrae de las canteras y se deja secar al sol. Debe su color a los óxidos ferroso y de manganesio. Ya se utilizaba en la antigüedad por su poder de curación de numerosos males. Incluso los animales la utilizan constantemente para limpiarse y curar sus heridas.

La arcilla verde posee numerosas propiedades que la convierten en un excelente remedio para todo, ya que posee numerosos minerales (silicio, aluminio, hierro, calcio, magnesio, sodio, potasio... ) que le otorgan una gran cantidad de cualidades. Es muy rica en oligoelementos. Entre sus beneficios, podemos encontrar los siguientes:

- Evita la proliferación de microbios.
- Cura la heridas y posee un poder cicatrizante.
- Suaviza la piel y tiene efecto purificante.
- Absorbe las toxinas de la piel.
- Protege el intestino y cura las diarreas.




El tratamiento a base de arcilla más conocido es la mascarilla (que se obtiene añadiendo agua tibia) facial para pieles grasas pero también es común utilizarla también como mascarilla para cabellos con la misma problemática.

Limpia la piel en profundidad  y produce un efecto relajante, aportando elasticidad y sensación de frescor. Es una gran aliada contra el acné porque absorbe con gran facilidad el exceso de grasa e impurezas de la piel. También es estimulante y remineralizante. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu opinión